Un Lazo de Amor

Un Lazo de Amor

Un lazo que da esperanza, entrelaza la solidaridad y la confianza.

El Lazo Rojo es un símbolo internacional ideado para mostrar apoyo a la lucha contra el Sida y solidaridad con las personas que viven con VIH/Sida. Fue creado en 1991 por Frank Moore, como una iniciativa del Visual Aids Artists Caucus, un grupo caritativo de artistas de Nueva York.

La intención del grupo fue crear un símbolo visible para mostrar solidaridad y humanismo con las personas afectadas por el VIH, las fallecidas por el Sida y sus allegados. Es de color rojo por su conexión con la sangre, la vida y el concepto de pasión; y se concibió para portar cerca del corazón simbolizando el amor.

El uso del Lazo Rojo se extendió enseguida entre los colectivos de lucha contra el Sida. La primera figura pública que lo portó fue el actor Jeremy Irons en los premios Tony de 1991. Pronto pasó a ser el símbolo de la prevención y lucha contra el Sida, convirtiéndose en un emblema políticamente correcto y de actualidad de los famosos, personalidades, científicos, activistas, médicos y miembros de la sociedad. Incluso en 1996 el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida lo incorporó de manera oficial a su logo y desde hace varios años muchas personas lo portan.

Hoy en día, sigue siendo el principal símbolo elegido por los gobiernos y ONGs en sus campañas informativas contra el Sida y las fundaciones que recaudan fondos para la investigación y asistencia a las personas con VIH/Sida.

No es una moda o un adorno sino un símbolo de solidaridad, aceptación, conocimiento, humanismo, acción, apoyo y conciencia. Representa un compromiso, una responsabilidad para informarse y actuar frente al VIH/Sida.

Con este lazo, se quiere concientizar a la sociedad de la necesidad de invertir más esfuerzos y voluntades en las investigaciones destinadas a la cura del Sida, así como por supuesto, expresar solidaridad con las personas infectadas, frecuentemente rechazadas por la ignorancia y el prejuicio por parte de la sociedad.

En nuestro Programa y Campaña de Prevención ponemos a disposición de todos los interesados, valiosos recursos de información que le ayudarán a conocer mejor a qué nos enfrentamos.

Al llevar puesto el Lazo Rojo estás dando tu confianza  a las miles de personas que trabajan  con los afectados de esta condición de vida, entre ellos los voluntarios, investigadores y políticos. Al usar este símbolo de la esperanza, esperamos una cura y una vacuna para el VIH/Sida y que la calidad de vida mejore para aquéllos que viven con el virus.

Sigamos manteniendo la esperanza pero también busquémosla, tomemos decisiones, seamos actores activos y no simples pacientes, familiares o amigos.

Usar el Lazo Rojo es un símbolo de Amor.

 

¡Ámalos, el VIH/Sida no se contagia, se transmite!

No hay comentarios